Según el escrito de acusación del Fiscal, recogido por Europa Press, los hechos ocurrieron en la mañana del 26 de diciembre de 2017, cuando el acusado fue descubierto portando en el interior de su organismo un paquete con 4,8 gramos de cocaína con una pureza del 27,52 por ciento que pretendía destinar a su distribución a cambio de precio entre los internos del centro penitenciario.

La sustancia, que fue decomisada, habría alcanzado en venta un valor de 173,2 euros.