En el documento, según informa en nota de prensa la plataforma, se señalan “puntualmente” los “daños” ocasionados al patrimonio de la zona y las “amenazas” que se ciernen sobre él, derivadas de la modificación 28 y 29 del PGMOU de 1986, la primera de ellas aprobada por el Ayuntamiento y la Junta de Comunidades.

En ese escrito se señalan también “los riesgos”, a su juicio, que podrían resultar de un nuevo POM que no tuviera en cuenta los valores protegidos en la zona. Entre las amenazas reales ahora denunciadas se incluye, afirman desde la plataforma ciudadana, la ubicación del Cuartel de la Guardia “en un espacio legalmente protegido”, cuando “existen multitud de opciones posibles y probablemente funcionalmente más adecuadas”.

Con esta denuncia, la plataforma ‘Toledo, Sociedad Patrimonio y Cultura’ reafirma, asegura, su compromiso con la defensa de valores patrimoniales que “son de todos” y recuerda que las administraciones públicas “son las primeras obligadas por ley” a su protección, “nunca a ser causantes de mayores daños de los ya cometidos”.

Precisamente, recuerdan, “el incumplimiento de esas obligaciones” llevó a miembros de la plataforma a formular denuncia por expoliación del patrimonio de ante el el 2 de febrero de 2019. Resultado de esa denuncia —dicen— han sido, entre otros, los conocidos informes de ICOMOS y de la Real Academia de Bellas Artes de en defensa de Vega Baja, y artículos en la prensa nacional en el mismo sentido, “de manera que los daños y riesgos de la Vega Baja como paisaje cultural ya son motivo de preocupación nacional, desbordando el ámbito de lo local como corresponde a bienes que son Patrimonio de la Humanidad”.

Por último, señalan desde la plataforma, que “el incumplimiento de las obligaciones contraídas por el Ayuntamiento en la protección del patrimonio puede motivar ahora la inclusión de Toledo en la lista de patrimonio mundial en peligro, y lo que es peor, la Unesco podría llegar a retirar su calificación como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, lo que no sería tan insólito si se tiene en cuenta el precedente de , privada de esa calificación en 2009”. En Toledo, lo mismo que en aquella ciudad alemana, “el Ayuntamiento sería el único responsable de un hecho por nadie querido”, asegura la plataforma.