El portavoz de la Plataforma, , ha explicado en declaraciones a los medios que la apertura del Hospitalito está apoyada por la sociedad toledana, ya que los distintos partidos cuando han estado en la oposición han exigido al que estuviera gobernando que abriera el centro sanitario.

Además, ha recordado que en este centro se acometió una rehabilitación que costó ocho millones de euros que el colectivo ve “exagerada” y considera necesario que todo ese gasto se reinvierta en la población que vive en el Casco Histórico, de la que un 20% tiene más de 65 años.

“Nosotros queremos que los toledanos y las toledanas que viven en el Casco Histórico sigan viviendo ahí y para eso tenemos que facilitarles la vida y ofrecerles unos servicios, por eso el Hospitalito tiene que seguir funcionando”, ha destacado.

La plataforma se ha quejado de que la consejera de Bienestar Social, , no les facilita la información que solicitan ni les ha dado respuesta acerca de qué uso quieren darle al Hospitalito, y teme que las instalaciones se estén “deteriorando” y que parte del equipo sociosanitario se haya trasladado a otros centros.

INVERSIÓN EN 2017

Por eso, ha adelantado que van a solicitar una entrevista con la consejera en la que le van a exigir que se ponga en marcha el Hospitalito del Rey, que destinen dinero en los presupuestos de 2017 y “que se inicie una inversión en el 2017 y que en un horizonte no muy lejano esté el Hospitalito del Rey funcionando otra vez”.

Por su lado, el concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento, , ha solicitado que “si el Gobierno regional tiene algo pensado o tiene algo planificado” sobre el centro que se lo haga “llegar cuanto antes”, ya que lo contrario, en su opinión, sería “incentivar la creencia de rumores y daría una pista también de que no hay una intención de reabrirlo próximamente”.

Mateo, que ha acompañado al colectivo en el acto de entrega de firmas, ha recalcado que lo que piden es una reapertura inmediata, que el destino de la infraestructura sea para mayores y que la gestión sea pública, y ha incidido en el “mutismo absoluto” de la Consejería respecto a los “planes” que tienen para este edificio.