El Pleno del Ayuntamiento de celebrado este lunes, 22 de octubre, ha aprobado en sesión ordinaria según dictamen y de manera inicial la modificación de las ordenanzas fiscales reguladoras de tributos y de las ordenanzas reguladoras de prestaciones patrimoniales de carácter público no tributarias para el año 2019. Desde este momento, dichas modificaciones permanecerán en periodo de exposición pública hasta su aprobación definitiva en Pleno.

Con carácter general los impuestos, tasas y precios públicos se mantienen, y destaca la rebaja de la tasa de apertura de establecimientos entre un 20 y un 40 por ciento, según la actividad. El proyecto que ha presentado el equipo de Gobierno propone, así, una congelación de los impuestos, tarifas y precios públicos, que se mantienen igual que en 2018 a pesar de que el IPC de agosto, tomado normalmente como referencia, ha subido un 2,2 por ciento. También se modifican las ordenanzas fiscales 11, 18 y 19 relativas al suministro de agua, alcantarillado y saneamiento.

De otro lado, se ha dado cuenta de la propuesta de protocolo cultural cerrado en la Comisión de Cultura para estrechar lazos con la ciudad de en el marco del VIII Centenario de su Catedral. Como ha manifestado la edil responsable, , en el año 2021 se celebrará esta efeméride y el Ayuntamiento burgalés ha tomado como referencia la experiencia desarrollada en Toledo con motivo del IV Centenario de la muerte del Greco en 2014, así como las posteriores conmemoraciones relacionadas con la Capital Española de la Gastronomía o el XXX Aniversario de la declaración de Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Este hermanamiento cultural, ha dicho la edil, está orientado al desarrollo de actividades de interés recíproco, las cuales quedarán enmarcadas en la programación que a tal efecto está preparando la .