Antolín ha pronunciado estas palabras durante el acto regional de conmemoración del 196 aniversario de la creación de la , que se ha celebrado en la Jefatura Superior en y que ha presidido el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, .

En su alocución, ha destacado el compromiso del instituto armado con los ciudadanos desde su constitución en 1824, bajo la denominación de , con atribuciones administrativas como expedir pasaportes, otorgar licencias de caza y conceder permisos para el ejercicio de profesiones ambulantes.

Desde entonces, el Instituto Armado ha recibido diferentes denominaciones y se ha ido adaptando a cada periodo histórico con “la misma entrega, lealtad y espíritu de servicio a España y a sus ciudadanos”.

Entre los cambios significativos acaecidos en estos casi dos siglos de historia, se ha referido al año 1986, cuando el entonces llamado Cuerpo Superior de Policía y la Policía Nacional se integran para conformar el actual Cuerpo de Policía Nacional, que continúa, ha defendido Antolín, “protegiendo los derechos libertades y garantizando la seguridad”.

Al hilo de esta cuestión, ha apuntado que este cuerpo policial aboga por la igualdad de género; no en vano, fue el primero en 1979 que permitió el acceso de la mujer a sus filas y en la actualidad es “pionero” en cuanto a número de mujeres ocupando responsabilidades en puestos de mando.

Otros aspectos que ponen de manifiesto el “dinamismo” y “modernización” de la Policía Nacional son, ha reseñado, el liderazgo en redes sociales y el hecho de contar con más de 64.000 agentes formados y especializados que trabajan con el propósito de que “España continúe siendo uno de los países más seguros del mundo”.

CONDECORACIONES

Durante el acto, se han entregado 20 condecoraciones a agentes que trabajan en distintas comisarías y a personas ajenas al Cuerpo, las cuales representan a organismos públicos o privados que han colaborado con la Policía.

A todos ellos les ha felicitado el delegado del , Francisco Tierraseca, quien tras pasar revista a la formación, ha subrayado en su discurso la profesionalidad, la formación y preparación como señas de identidad del Instituto armado, cuyos agentes desarrollan un trabajo “único, abnegado, silencioso y discreto”.

POLICÍA “MODERNA, PREPARADA, URBANA Y EFICIENTE”

En este contexto, ha resaltado que la seguridad es una de las principales preocupaciones de la sociedad a las que tiene que dar respuesta la “moderna, preparada, urbana y eficiente” Policía.

Precisamente, ha suscrito las palabras de Antolín al aseverar que la Policía mantiene los mismos objetivos que 196 años atrás y que, a su parecer, son la necesidad de velar por la seguridad, la garantía del cumplimiento de las leyes, la protección a los ciudadanos, el auxilio a la Justicia y el mantenimiento del orden público.

Por todo ello, ha animado a estos profesionales a seguir trabajando y demostrando “la misma colaboración, lealtad, abnegación, profesionalidad y eficacia”.

Tras este mensaje, el acto ha concluido con un homenaje a todos los agentes que han muerto en el desarrollo de su trabajo desde la creación de este cuerpo policial.