Serrano ha respondido así a las declaraciones de Bellón sobre la posibilidad de crear bolsas de letrados y procuradores para la defensa legal del Consistorio, una metodología utilizada por el Gobierno municipal del PP, con la que, además de atender a criterios de capacidad y experiencia, a partir de la entrada en vigor de la nueva Ley de Contratos se pedían tres ofertas y se adjudicaba a la opción más ventajosa económicamente para el Ayuntamiento.

Asimismo, ha subrayado que desde 2011 la acción jurídica se contrataba siempre con consignación presupuestaria y la correspondiente retención de crédito o, si era necesario, la ampliación del mismo, “algo que no sucedía con el último gobierno el PSOE, que dejó a muchos abogados sin pagar por nombrarlos sin tener el gasto consignado”.

En relación con la personación en determinados procedimientos de cuantía mínima, el portavoz popular ha señalado que era habitual desestimar la designación de letrado y procurador si los honorarios de éstos podían preverse superiores a la cantidad en litigio, sin perjuicio de que exista algún caso en el que por recomendación del servicio el Ayuntamiento haya acudido a los tribunales.

“Nos parece bien que el nuevo Gobierno intente mejorar todo lo que crea oportuno, pero no sería responsable dejar de utilizar un sistema que se ha demostrado eficaz, entre otras cosas porque una mala defensa puede costar muchos miles de euros a las arcas municipales”, ha puntualizado.

Santiago Serrano ha recordado, por otra parte, que todos los ayuntamientos de España han visto aumentada su litigiosidad —y, por tanto, han tenido que destinar más recursos— tras la sentencia del que suspende el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalías) cuando no existe beneficio en la transacción.

Finalmente, el portavoz ‘popular’ ha aprovechado para “reconocer la profesionalidad y el buen hacer” de los letrados y procuradores que han llevado asuntos del Ayuntamiento en los últimos años, gracias a los cuales, ha apuntado, “hemos podido defender con garantías los intereses de la ciudad y ahorrar cuantías muy importantes al Consistorio”.