Así, la secretaria general de los ‘populares’ en la región ha destacado que la justicia ha rechazado esta acusación tras calificarla de “meras conjeturas” y que los magistrados indican en el auto que no se encuentra ningún tipo de infracción para que los trámites sean considerados ilegales, por lo que la causa, en la que se encontraban investigados, además de la propia Cospedal, el exalcalde de la ciudad de Toledo, , o el gerente regional del PP de Castilla-La Mancha, José Ángel Cañas, ha quedado archivada.

Por estas razones, Agudo ha detallado que queda “más que probado que el Partido Popular de Castilla-La Mancha es una organización política limpia, que cualquier tipo de sospecha sobre el partido o cualquiera de sus integrantes”, según han dicho los propios magistrados de la Audiencia Provincial de Toledo son, en palabras de los propios jueces, “meras conjeturas aventuradas al socaire de la rivalidad política que carecen de reflejo probatorio alguno según las diligencias de investigación practicadas”.

En un comunicado, Carolina Agudo ha concluido asegurando que desde el PP regional se va a continuar trabajando por mejorar la vida de los castellano-manchegos “como se ha hecho siempre, con el único interés de hacer de Castilla-La Mancha un lugar mejor donde vivir y al servicio de sus vecinos, asociaciones y colectivos”.