De este modo han reaccionado ambos partidos a preguntas de los medios en sus correspondientes ruedas de prensa este viernes en las Cortes regionales y ante la aprobación de un nuevo trasvase Tajo-Segura de 7,5 hectómetros cúbicos para consumo humano previsto para este mes de noviembre.

Según Serrano es un nuevo trasvase que “ya viene siendo habitual desde que Gobierna en España el ”, pero “supondrá”, ha añadido, “que se baje de la barrera” de los 400 hectómetros cúbicos. Una barrera que, ha recordado, “si no hubiera gobernado el PP habría seguido siendo de 240 hectómetros cúbicos”.

Por su parte, la socialista Esther Padilla ha valorado que, aunque se produzca un nuevo trasvase, este “sea para consumo humano” algo que, a su juicio, es un “cambio positivo”.

“El PSOE de Castilla-La Mancha ha sido siempre solidario en el tema del agua, pero diciendo sí para todos, pero no para todo”, ha finalizado.