Así lo ha dicho este jueves en rueda de prensa tras el anuncio del presidente regional, durante el debate de investidura sobre que la Junta ya había recibido las llaves del nuevo , según ha informado el PP en nota de prensa.

Una “buena noticia”, para Alonso, si bien ha advertido de que “ahora hay que seguir avanzando y trabajando, y si se va a producir la finalización de las obras, la ciudad tiene que adelantarse a cuestiones y problemas” derivados de este hecho, “de los cuales desde el se lleva hablando mucho tiempo, hasta el punto que hasta que no se pusieron encima de la mesa parecía que no iban a producirse”.

“Tanto el Grupo Municipal Popular y como yo misma como líder de la oposición en Toledo, vamos a trabajar con toda la disposición para que ese traslado del Virgen de la Salud al nuevo Hospital se produzca con todas las garantías y para que se dote al Hospital de todo lo necesario”, ha indicado Alonso, pidiendo voluntad política a todos para lograrlo.

Asimismo, ha solicitado “dar una solución al futuro de las actuales instalaciones del cuando se cierre”, instando a los responsables locales y regionales a trabajar “para encontrar una solución viable que además no hunda a un Barrio como es el de Palomarejos”.

“Nosotros ya hicimos dos propuestas para ello, como es crear una mesa en la que estén presentes todas las administraciones implicadas para, con lealtad institucional, altura de miras y pensando en Toledo, encontrar la mejor solución para no perder la posesión del Hospital e impedir, tal y como claman los vecinos de la zona, que el Barrio se hunda”, ha dicho la portavoz municipal del PP.

Para ello, ha recordado, que el PP ha propuesto que se trasladara el al actual Virgen de la Salud, dotando así al edificio de un uso, lo cual, a su entender, “además implicaría una mejora en la calidad de vida de los pacientes que acuden al Virgen del Valle y al mismo tiempo se atenderían las peticiones que vecinos y profesionales ha hecho en este sentido”.