El presidente provincial del de , , ha mantenido una reunión de trabajo con la portavoz del del Ayuntamiento de Tembleque, Alfonsi Fernández, y con miembros del PP de esta localidad toledana.

José Julián Gregorio ha mostrado su disposición, como máximo dirigente provincial al Partido Popular de Tembleque para trabajar de manera conjunta y atender las demandas y necesidades de los vecinos de este municipio, porque lo más importante para este partido “son las personas”.

Durante el encuentro, Gregorio ha recordado que desde que inició su nueva andadura al frente del , su prioridad siempre ha sido trabajar por el interés general de los ciudadanos de la provincia de Toledo, ya que, se merecen un gobierno “serio y responsable” que defienda con firmeza la “unidad de España, la igualdad de oportunidades, el progreso económico y social, y la solidaridad y la convivencia”.

En este sentido, ha señalado que el objetivo es trabajar unidos para recuperar en 2019 la Junta, los Ayuntamientos y la Diputación de Toledo, y lo haremos por todos aquellos que creen en los valores que representan el PP; el valor de la familia, el valor de la palabra, la gente honrada, y los que aman la bandera y a España por encima de todo.

“Page tiene a la provincia paralizada y solo le importa seguir aferrado a su sillón “

Por otra parte, José Julián Gregorio ha denunciado que por culpa de Page la provincia de Toledo se encuentra totalmente “paralizada” y “abandonada”, ya que, en estos momentos solo está preocupado en ganar sus primarias y en su futuro político para seguir aferrado a su “sillón”.

En este sentido, ha lamentado que Page debe estar muy preocupado para tener que utilizar el “juego sucio” en la campaña de la Secretaría General del PSOE, tal y como ha criticado su rival, y pretende seguir siendo presidente de Castilla-La Mancha “a cualquier precio”, a pesar de haber perdido las elecciones de 2015.

A Page no le interesa ni la sanidad, ni combatir las listas de espera, ni reducir las ratios en educación, ni contratar a más profesionales sanitarios, ni tener abandonados a los agricultores y ganaderos de esta tierra, y lo único que ha dejado claro es que “ha comprado con el dinero de todos los castellano-manchegos el voto de Podemos a cambio de sillones, de asesores, de altos cargos y de coches oficiales”.