Y es que, según ha informado el PP en nota de prensa, Velázquez ha reclamado a Ciudadanos Seseña que “actúe con transparencia y explique a todos los vecinos por qué, aunque conocía que Podemos formaba parte del pacto de Gobierno municipal ha tardado cinco días en renunciar al acuerdo”. Además, los concejales de Ciudadanos en Seseña no hicieron pública su postura sobre la renuncia al pacto hasta que el se hizo eco de la suspensión del pleno y “del pacto oculto que contenía”.

Por eso, ha señalado que “la decisión de Ciudadanos Seseña llegó demasiado tarde y no tiene ninguna credibilidad, puesto que es evidente que han sido partícipes de la decisión de pactar con Podemos, que finalmente no han materializado por motivos que permanecen ocultos, quizá por imposición de instancias superiores de su propio partido”.

A su juicio, la “última sorpresa” ha sido la entrada de Más Seseña, formación que hace tan solo diez días defendía su abstención en la investidura y afirmaba no querer entrar en el gobierno para mantener su independencia. Sin embargo, “lo que parece es que hasta el momento no habían recibido la oferta adecuada”, ha añadido Velázquez.

FALTA DE CRITERIO Y LIDERAZGO

De la misma forma, el exalcalde ha considerado “inaceptable la falta de respeto y consideración con los vecinos de Seseña, que tienen derecho a contar con toda la información acerca de la formación del nuevo gobierno, sobre el que la alcaldesa no ha dado ninguna explicación y que, por los últimos acontecimientos, parece que se ha convertido en un intercambio de sillones que sólo obedece a intereses personales dejando a un lado el interés general de los vecinos”.

Igualmente, ha manifestado que “es preocupante que la semana pasada el PSOE trabajara en un proyecto de centro izquierda junto a Ciudadanos y, una semana más tarde, con la izquierda radical. Esto demuestra una falta total de criterio y liderazgo de la nueva alcaldesa, que no tiene ningún proyecto concreto para el futuro de Seseña”.

Por último, el PP ha lamentado que el retraso en la formación del Gobierno municipal suponga la “paralización de la gestión y la pérdida de oportunidades para un municipio que se encuentra en un momento crucial de su desarrollo”.