Según explica el PP en nota de prensa, “el juzgado ha estimado que no es conforme a derecho, declarando su anulación y la condena en costas de la , obligándole además a repetir el Pleno en el que Gutiérrez no quiso admitir una enmienda del Grupo Popular referida a la forma de reparto de subvenciones entre los municipios de la provincia”.

Ha sido el Juzgado Contencioso Administrativo número 1 de Toledo el que ha dictado esta sentencia, por la que de nuevo, a juicio del PP, se falla en contra de las decisiones de la Diputación de Toledo, “concretamente en contra de la decisión de Gutiérrez, de no admitir la enmienda parcial de adicción presentada por el Grupo Popular de la Diputación de Toledo, respecto a la propuesta de aprobación de un expediente de modificación de créditos extraordinarios, durante el Pleno del 3 junio de 2016”.

La propuesta del PP buscaba garantizar el reparto equitativo de los fondos y evitar el “actual reparto partidista y sectario” del equipo de , según el PP.

El Grupo Popular recuerda que “una vez comenzado el debate de la enmienda, y para evitar que se aprobase, el presidente de la Diputación no la admitió y ni siquiera la sometió a votación, pese a que los grupos y no se posicionaron en contra de dicha inclusión”.

La sentencia, según el PP, recoge que el hecho de que Gutiérrez no admitiese que ni siquiera se votase la enmienda del Grupo Popular, produjo “indefensión a los recurrentes, que vieron como quedaba excluida de la votación —que es el objeto de cualquier enmienda— con clara vulneración del derecho de todos los eventuales votantes a participar en los asuntos públicos, por la vía de inadmitir e impedir, en consecuencia, la votación sobre una enmienda propiamente dicha y presentada de acuerdo al procedimiento establecido”.