Peces ha denunciado que la primera imagen que los turistas que llegan a las dársenas de Safont ven de Toledo nada más bajarse de los autobuses “es la de un rodadero repleto de hierbajos y cactus secos, algunos de un metro de altura, que al margen de dar imagen nefasta de una ciudad monumental, es peligroso, pues con las altas temperaturas del verano pueden salir ardiendo en cualquier momento, como se ha visto que pasó en la Vega Baja hace pocas semanas”.

La concejal ha recordado que desde el equipo de Tolón afirman que las fotos que muestra el PP no representan el sentir de Toledo y que sacan la peor imagen de la ciudad, a lo que Peces ha respondido que “no se confundan” ya que “la peor imagen de Toledo la está ofreciendo la alcaldesa a los miles de visitantes que llegan todos los días y se llevan en sus retinas el total abandono que sufre el patrimonio histórico y la suciedad que tiene la ciudad”.

La edil ha pedido “que se lo pregunten” a los guías que llevan a los turistas a ver la panorámica de la ciudad desde el Valle “y ya no saben dónde decir que pare el autobús, ya que les abochorna la suciedad y los rastrojos que se contemplan desde allí”, según ha informado el PP en una nota de prensa.

“Son tan altos los rastrojos secos que llegan hasta la cintura y la suciedad que hacen imposible poder parar a descansar en los merenderos del Valle porque ni siquiera pueden acceder a ellos”, ha dicho.

Peces ha denunciado que estas sea la imagen de Toledo que Tolón exporta, “esta foto es la que ofrece la alcaldesa por su falta de trabajo y abandono de la ciudad ya que solo le interesa la suya, olvidándose de la imagen que se llevan los turistas de la ciudad”.

“Esa es la mejor publicidad que se puede hacer y es que hubiera sido más productivo y beneficioso para Toledo gastarse el dinero que los toledanos pagamos en una campaña de desbroce y limpieza que en comprarse la Escoba de Platino y su publicidad”, ha aseverado.

RECAUDACIÓN MUNICIPAL

La edil ha recordado que el Ayuntamiento de Toledo recaudó en 2017 por el cobro de las plusvalías 9,26 millones de euros, casi el doble de lo previsto que eran 4,75 millones, por lo que le ha preguntado a Tolón, “si tan difícil es gastar el dinero que pagan los toledanos con los impuestos desorbitados que cobra”.

“Tolón recauda mucho más de lo que tenía previsto, por lo que ya va siendo hora que los toledanos veamos que ser los terceros en presión y carga fiscal tras y es compensado en algo tan sencillo como es el mantenimiento de la ciudad y unos servicios mínimos”, ha aseverado la edil.

Para Cristina Peces, es lamentable que desde el principio de la legislatura se le haya estado solicitando al equipo de Gobierno que instalaran en el remonte de Safont unos baños públicos y unas dársenas, porque los turistas que vienen de un largo viaje “lo único que piden cuando se bajan del autobús es un baño público y en Toledo no hay ninguno hasta que no llegan al Ayuntamiento”.