fue la provincia castellanomanchega donde más caros se vendieron los turismos de ocasión (12.983 euros de media) y los comerciales (14.059 euros).

Respecto al mercado nacional, el precio medio de los turismos de ocasión (VO) en agosto se colocó en 12.138 euros, lo que supone un aumento del 0,31% respecto al mes de julio, y el de las furgonetas de segunda mano fue de 10.918, un 2,15% superior a un mes antes. En el mes se vendieron 180.209 turismos y 26.974 comerciales ligeros.

En el caso de los turismos, el 34,21% de las ventas del mes se situó por debajo de los 6.000 euros. Los que bajaron de los 3.000 euros fueron los más numerosos con 27.516 vehículos y los situados entre 3.000 y 6.000 euros, 20.877 coches. Por su parte, en furgonetas, el 38,76% de las vendidas el pasado mes costaron menos de 6.000 euros. Por volumen, las de menos de 3.000 euros fueron las más demandadas, 4.709 unidades en el mes, y 3.418 entre 3.000 y 6.000 euros.

Por comunidades autónomas, la de se colocó con el precio más caro en turismos, con 13.393 euros de media y Canarias los más baratos, 10.298 euros. En comerciales ligeros, se adquirieron los más caros en Castilla-La Mancha, 12.581 euros, y en Castilla y los más asequibles, 9.878. La diferencia entre la autonomía más cara y la más asequible fue de 3.095 euros en el caso de turismos y 2.703 en comerciales ligeros.

Por provincias, Madrid concentró las unidades más caras en turismos, 13.393 euros, y la provincia más barata fue con un precio medio de 10.298 euros. Por su parte, en comerciales ligeros, en Toledo se han transferido en agosto las más caras, con una media de 14.059 euros y en León, con 8.329 euros, las más asequibles.