El entomólogo y profesor titular de Zoología y Biología de la Conservación en la (UCLM), , ha estimado que “se esperan bastantes más insectos de lo que venía siendo habitual en años anteriores” tras una primavera “tardía y lluviosa” con especial importancia de las “plagas del ámbito agroforestal” que pueden causar daños en las cosechas.

Yela, en declaraciones a Europa Press, ha explicado que tras las lluvias “hay mucho sustrato vegetal” en el que habitan “especies herbívoras” que tienden a tener “explosiones poblacionales”, añadiendo que “eso genera que sus enemigos naturales —depredadores o parasitoides— crezcan de manera proporcional y ataquen a los herbívoros”.

Este profesor de conservación biológica cree que “el problema más importante” está en las plagas del ámbito agroforestal, poniendo como ejemplo las polillas “que se comen los tomates y pimientos”, con alta presencia en estos días, según ha observado. “Cuando empiecen a formarse las plantas de los pimientos y tomates vamos a tener pérdidas de cosechas”, ha advertido.

Otro de los insectos con alta presencia en estos días en cultivos es el escarabajo de la patata, “bastante fastidioso en Toledo”, cuyo comportamiento consiste en comerse “la parte externa” de la patata, provocando la muerte de este cultivo.

Un tercer caso es la mariposa de la vid, la ‘lobesia botrana’, que se alimenta de las flores, y de la que también se espera alta presencia este año.

INSECTOS EN LA

Algo diferente ocurre con los insectos vinculados a la vida cotidiana, que en “Castilla-La Mancha no representa ningún problema”, por lo que ha aconsejado a la ciudadanía que intenten acostumbrase a su presencia, ya que no generan ninguna problemática, salvo en situaciones específicas.

“Al ciudadano normal y corriente no tiene por qué causarle ningún perjuicio de ningún tipo. Las poblaciones animales están ahí antes que nosotros, tenemos que convivir con ello, independientemente de que haya muchos o pocos”, ha asegurado Yela, que ha abogado por reducir “el miedo, temor o respeto” excesivos a insectos y artrópodos.

Las hormigas que aparecen “por todas partes” en las primeras jornadas de calor, son animales eusociales, es decir, toda la colonia “depende drásticamente de la hembra reina”. “En un tercer piso podemos tener hormigas y exterminar a las que están. Pero con eso no consigues nada porque la hembra está abajo, en el subsuelo, sigue poniendo huevos, reproduciéndose”.

Otro insecto que se asoma estos días son las cucarachas, “bastante fastidiosas”, que “están en el subsuelo y las alcantarillas y salen hacia fuera”, pero “son episodios que no duran nada porque los responsables municipales de medio ambiente fumigan y se acabó el problema”.

Asimismo, ha abogado por algún método biológico para controlar la presencia de estas especies y ha propuesto un remedio natural en el caso de las moscas blancas o pulgones que aparecen en las plantas que tiene en el balcón.

“Mezclo agua con unos cuantos cigarrillos, la nicotina se disuelve y el agua se vuelve marrón, añado un diente de ajo más un trozo de jabón casero de toda vida. Lo dejo toda la noche, por la mañana lo cuelo, lo echo en envases de fumigar y el resultado es fantástico”, ha explicado.