El concejal de Bienestar Social, , ha participado este jueves en la apertura de las I Jornadas de Experiencias de Salud Comunitaria, un encuentro que permitirá conectar el Proceso Comunitario del barrio del Polígono de con la , analizando formas de abordar los problemas de salud de la población desde la perspectiva comunitaria.

Javier Mateo ha destacado que la experiencia colaborativa entre varias instituciones ha posibilitado un programa de trabajo comunitario que ha generado entre otras cosas, una en materia de primeros auxilios y autocuidados, “con la implicación de toda la comunidad” ha destacado, una experiencia que será presentada en una de las mesas de la jornada.

El edil de Bienestar Social ha valorado la labor de más de diez años de colaboración y coordinación entre el Ayuntamiento de la ciudad y la UCLM para la puesta en marcha de prácticas sociosanitarias y experiencias en salud comunitaria. Asimismo, ha asegurado “estas jornadas abundan en la necesidad de reflexionar y debatir sobre alternativas al modelo de gestión de salud” para responder a las necesidades y demandas de la ciudadanía también con su implicación.

Mateo ha terminado su intervención agradeciendo el trabajo, tanto de los técnicos municipales como de la Junta de Comunidades e Intermediación, “entidades todas ellas que enriquecen con sus aportaciones en las diferentes mesas esta iniciativa”.

El Proceso Comunitario se inició en 2014

El Proceso Comunitario del barrio del Polígono en el que se enmarca esta jornada, se puso en marcha en el año 2014, trabajando por y para la mejora de la convivencia y la cohesión social desde un enfoque mediador e intercultural. Este proceso se inició con un importante diagnóstico comunitario del barrio que indaga, entre otros, en la situación del barrio del Polígono en materia de salud.

Estas I Jornadas de Experiencias de Salud Comunitaria juegan un positivo papel como espacio de encuentro, en el que se compartirán experiencias y propuestas de diferentes puntos de la geografía española. El objetivo es generar sinergias para fortalecer el enfoque comunitario en salud, aportar inspiración y referencias desde otros territorios, además de abrir espacios para el diálogo y el debate.

Hay que destacar la participación de la Universidad de Castilla-La Mancha a través de su y Fisioterapia en la formación de las asignaturas de Enfermería Comunitaria I y Estancias Clínicas I, asumiendo un rol clave y haciendo posible la organización de estas Jornadas, aportando experiencia, contactos, buen hacer y un marco inmejorable para celebrarlas.