El diputado regional del PSOE José Luís González ha mostrado su preocupación por las “dudas” que existen para el funcionamiento del Centro de Tratamiento de Aves Rapaces Ibéricas (CERI) de Sevilleja de la Jara (Toledo), y ha pedido a la presidenta de Castilla-La Mancha, , que rectifique y que “vuelva a poner en funcionamiento este centro con todas las garantías”.

En rueda de prensa, “y después de la serie de despidos que se han producido dejando solo un veterinario”, González Durán ha dicho que esta decisión “no es un recorte sino un hachazo a un centro pionero en el mundo en cuanto a recuperación en cautividad del águila perdicera e imperial”.

“Esta decisión se ha producido desde un despacho sin el conocimiento de cómo funciona el trabajo que venía desarrollando personal especializado que se va a la calle quedando un solo veterinario con los peones”, ha sentenciado.

De esta forma, ha recordado que en el centro se venían realizando reproducciones en cautividad, recuperación de aves por accidentes sufridos, análisis de los tóxicos y venenos de la región y un programa de educación ambiental.

Así, ha recordado que por las instalaciones del centro pasaban 950 aves al año, reintroduciéndose el 50 por ciento de ellas, y con una serie de visitas anuales que propiciaban que unas 6.000 personas pasaran para conocer estas dependencias.

Seguidamente, ha añadido que a lo largo de los últimos diez años han pasado más de 60.000 personas entre particulares y grupos de escolares, “por eso es imposible que con un solo veterinario pueda mantener los mismo niveles y atender las aves o las tareas habituales”.

En su opinión, “es una bofetada a las instalaciones y una comarca muy deprimida que necesita de estas dependencias como reclamo de visitantes”.