En declaraciones a los medios antes del pleno extraordinario de la Diputación toledana, ha defendido que la institución provincial, que preside Álvaro Gutiérrez, concluye legislatura con “unos números fantásticos” en cuanto a remanente de tesorería y a resultado presupuestario con “un superávit que va a permitir continuar en la línea de cooperar financieramente con los municipios a la hora de sostener gastos corrientes y realizar las inversiones financieramente sostenibles”.

El también alcalde en funciones de Villacañas ha sostenido que la Diputación de ha concedido “más subvenciones que nunca” para el mantenimiento de los servicios municipales y, en ese sentido, estos cuatro años son “un ejemplo de la función que debe cumplir la administración provincial”.

Por el contrario, , a la sazón alcalde en funciones de Talavera de la Reina, ha tachado de “anodina” la legislatura dado que el PSOE “se ha cargado lo que había hecho , no ha vendido ni un solo proyecto y ha convertido la Diputación en una sucursal de la Junta de Comunidades”.

Asimismo, ha subrayado que durante el mandato de Álvaro Gutiérrez la Diputación ha destacado más por procesos selectivos y cuestiones de legalidad en entredicho que por políticas positivas en favor de los toledanos. “No ha sido la legislatura de los ayuntamientos o al menos de todos los ayuntamientos ya que el sectarismo ha marcado claramente las líneas de actuación”, ha abundado.

Por su parte, el portavoz del grupo en la Diputación de Toledo, , ha reconocido que las cuentas están saneadas pero que se podría haber ejecutado mejor el presupuesto en aras de habilitar nuevas líneas de financiación, proyectos y ayudas. En ese sentido, ha considerado que una de las demandas de su formación para la próxima legislatura pasa por una “ejecución mayor del presupuesto”, pues, a su juicio, el Provincial “peca de excesiva prudencia”.