El portavoz del Grupo socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, , ha avanzado esta mañana que el PSOE presentará alegaciones al plan de del , cuyo plazo se cierra el próximo viernes, día 20, en las que, entre otras cuestiones, exigirá “una reserva estratégica de 900 hectómetros cúbicos de agua en los pantanos de cabecera del río para asegurar el desarrollo presente y futuro de las tres comunidades autónomas de la y una notable elevación de los caudales ecológicos mínimos que debe llevar el Tajo a su paso por , y ”.

Martínez Guijarro se pronunciaba de esta manera esta mañana, en una comparecencia ante los medios de comunicación, en Toledo, en la que cifraba esos caudales mínimos en “11 metros cúbicos por segundo en Aranjuez, 14 en Toledo y 16 en Talavera de la Reina. Esas son las cifras imprescindibles a partir de las que al Tajo se le puede llamar río”.

Guijarro justificaba todos estos números “en los documentos de análisis que hicieron técnicos de la propia durante los trabajos previos a la publicación del borrador del Plan”. Un hecho que le llevaba a señalar que “es de esperar que el presente también alegaciones. Algo habrá que se pueda mejorar de ese borrador del Plan desde la perspectiva de Castilla-La Mancha”.

No obstante, el portavoz socialista en el Parlamento regional contraponía “todo lo que están haciendo y diciendo los Gobiernos de y frente al silencio y la pasividad del Gobierno de Cospedal”.

2.000 millones en facturas, 3.800 millones más de deuda y, por el camino, miles de profesores y médicos despedidos

En otro orden de cosas, Martínez Guijarro se refería también al techo de gasto para los Presupuestos de Castilla-La Mancha del año 2014 adelantado el pasado viernes por el Gobierno regional. “Habrá más recortes en Sanidad y Educación, porque no se pueden hacer ni más, ni las mismas cosas con menos dinero, como tendremos el año que viene. Y, sobre todo, lamentamos que este Gobierno renuncie a querer tener más ingresos y a dar una salida a las 90.000 familias que tienen a todos sus miembros en paro en Castilla-La Mancha”, resumía.

Guijarro volvía a insistir en lo equivocado de la política económica de Cospedal, y resumía de la siguiente manera su gestión:”A 30 de Junio de este año, la Junta tiene facturas pendientes con proveedores por importe de 1.993 millones de euros. Desde que gobierna Cospedal, la deuda de la Junta de Castilla-La Mancha con los bancos se ha incrementado en 3.818 millones de euros y, por el camino, ha desmantelado la Sanidad, la Educación y los servicios sociales y ha despedido a más de 20.000 empleados públicos, la gran mayoría profesores y profesionales sanitarios”.

Por último, y a preguntas de los medios de comunicación, se refería el portavoz del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha a las críticas de algunos sindicatos, que están denunciando que la Ley de Empleo Público que Cospedal quiere modificar esconde “enchufismo” y la posibilidad de un aumento de los sueldos de los altos cargos. “Si Cospedal está pensando en este momento, con la que está cayendo, en subirle el sueldo a sus altos cargos, sería una aberración”.