El presidente del Grupo socialista, se ha congratulado hoy que, “a pesar de todas las trabas que están poniendo los parlamentarios del PP” la aprobación de los presupuestos de Castilla-La Mancha para este año “está cada día más cerca, unas cuentas públicas que van a servir para seguir en la senda de la recuperación social y económica de nuestra comunidad autónoma”.

Y es que, argumentaba Esteban, estos presupuestos son más sociales “y prueba de ello es que siete de cada diez euros se van a destinar a sanidad, educación o servicios sociales”.

Son más de 500 millones de euros más, indicó el parlamentario socialista, “para seguir construyendo los hospitales que fueron paralizados por Cospedal, para contratar a médicos y profesores que fueron despedidos durante la anterior legislatura o para recuperar los derechos que el anterior ejecutivo del PP cercenó a los empleados públicos de nuestra región”.

Igualmente, indicó Esteban, estas cuentas públicas contemplan más dinero para la agricultura, en concreto 8 millones para la agricultura ecológica o más fondos para que los interinos de educación puedan percibir la paga de verano. También, añadió, el diputado socialista, se recoge un plan de garantías ciudadanas que va a servir para seguir poniendo en marcha medidas para ayudar a las personas más vulnerables.

El empleo es otra de las políticas prioritarias en el proyecto presupuestario, afirmó Esteban, quien recordó que gracias a las medidas puestas en marcha por el presidente hoy en la región hay 47.000 parados menos y 23.000 familias han dejado de tener a todos sus miembros en paro.

Lo que si lamentó el parlamentario socialista es el comportamiento “antidemocrático” que han demostrado los diputados del Grupo Popular durante la celebración de la comisión de presupuestos en la cámara regional. “Desde el primer momento han intentado torpedear y retrasar lo máximo posible la aprobación de las cuentas públicas”.

“Durante estos días solo se han dedicado a insultar, hablar de otros asuntos que nada tienen que ver con los presupuestos, a montar bronca y ruido y todo amparado por un presidente de comisión que se ha comportado más como un hooligan del PP que como la persona que debería haber velado por el buen funcionamiento de la misma”, concluyó.