El portavoz socialista ha indicado que no se creen ya las explicaciones del alcalde, “que cuando viene el ministro dice una cosa, y luego otra, y tampoco nos parece correcta la reacción, tibia y poco contundente, respecto a las numerosas averías de la actual línea ferroviaria”.

Gutiérrez ha destacado que la carta a Fomento “ha llegado, tarde, cuando ya es un clamor en la ciudad y en las redes sociales desde hace meses y es urgente una solución”, y ha destacado que Ramos “tampoco ha dicho nada de la lamentable situación de la estación, empezando porque no ha pasado la ITE y no ha respondido a ningún requerimiento, y porque no es de recibo que los viajeros se encuentren sin cafetería, con los servicios cerrados y hasta sin ventanilla”.

Respecto al paso de mercancías, el portavoz socialista ha instado al alcalde que “reivindique Talavera de una vez”, porque “es una decisión política el trazado por Toledo, pero por ahí también irán las mercancías, y lógicamente, cualquier empresa preferirá tenerlas a 60 kilómetros, que es la distancia con Toledo, que a 120, que es a la que nos encontramos nosotros, por no hablar de la conexión con el Eje 16, por el que sigue apostando el Gobierno, con lo cual Toledo se beneficiaría doblemente en detrimento de Talavera”.

Gutiérrez asegura que “por sentido común, son incompatibles dos plataformas, y el alcalde tiene que defender la de Talavera, igual que todos los gobiernos, del color que sean”.

INICIATIVA PARA SUBIR SALARIOS

Por otra parte, el edil dado cuenta de una iniciativa que el Grupo Socialista llevará al próximo pleno, encaminada a pedir un nuevo modelo salarial y un nuevo pacto de rentas a nivel nacional, que prevé incrementos sucesivos desde ahora y hasta el 2012, así como un incremento gradual del Salario Mínimo Interprofesional hasta alcanzar los 1.000 euros mensuales, “porque es una vergüenza que tengamos que estar hablando de trabajadores pobres, de gente que, a pesar de tener un empleo, no puede llegar a fin de mes”.

De otro lado, el PSOE también ha solicitado la creación de una comisión mixta entre SEPES y el Ayuntamiento, “con participación de todos los grupos políticos”, para trabajar sobre el polígono Torrehierro, “y sobre todo para saber qué está pasando, un año y medio después de que se aprobara el convenio de la segunda fase, porque sigue todo parado”.

Respecto a la primera fase, el portavoz también ha afirmado que “ni siquiera se ha hecho el cambio de uso para permitir la entrada al sector servicios, algo que puede hacerse con una modificación del POM, y no sabemos qué están esperando”.

Por eso, a su juicio, es necesaria una Comisión, “para conocer y para hacer trabajar al Gobierno, para que no nos engañen más”. Para Gutiérrez, “Ramos es ahora mismo un obstáculo para el desarrollo social y económico de Talavera, y la rémora que supone va a tardar mucho tiempo en desaparecer”.