Primero ha sido la edil socialista quien en una rueda de prensa recordaba que en la primera fase de Torrehierro sólo quedan disponibles 43 hectáreas; al tiempo que ha referido al pago del IBI por parte de Sepes, “que asciende a 1,4 millones de euros y que no se le reclama, cuando todos los talaveranos, particulares y empresarios tienen que pagar puntualmente”, ha informado el PSOE en nota de prensa.

En una rueda de prensa posterior, la portavoz municipal, María Rodríguez, respondía recordando que el PSOE en el Gobierno local “regaló el 10 por ciento de aprovechamiento de suelo industrial a Sepes que le correspondía al Ayuntamiento”.

Además, ha apuntado que ya se ha presentado el proyecto de reparcelación, la modificación del PAU y el proyecto de urbanización, “lo que significa que las obras van a empezar a principio del próximo año, aunque parece que al PSOE no le convencen estos plazos, cuando ellos no hicieron nada por el polígono”.