A preguntas de los periodistas, el alcalde de Talavera, , ha asegurado que el equipo de Gobierno nunca hacambiado su postura respecto a la defensa del río Tajo, sino que además se reafirma.

El primer edil se ha mostrado preocupado por la situación de este año que, según ha subrayado, “se plantea bastante duro si no llueve en primavera”, por lo que la postura sobre el Tajo es “inequívoca y unánime de partidos políticos y de toda la ciudad”.

Para Ramos, existen unos datos ciertamente preocupantes ya que los deshielos “no van a solucionar mucho”, aunque ha querido aclarar que el suministro de agua potable en Talavera “está garantizado y no hay que tener ningún miedo”. “Vamos a tener una situación como para llevar agua a otros sitios, que va a ser que no”, ha manifestado.

FIN DEL TRASVASE “CON ROTUNDIDAD”

Por su parte, el portavoz del grupo municipal del PSOE, , ha explicado que forman parte de la Plataforma en Defensa de los ríos Tajo y Alberche, constituida casi por la totalidad de la sociedad civil y empresarial talaverana, donde hay diez puntos irrenunciables, de los que el primero dice “fin del trasvase Tajo- Segura”.

En este sentido, Gutiérrez ha pedido a Murcia que “deje de mirar al Tajo y que comience a mirar a las desaladoras que han costado unos 800 millones de euros financiados con dinero público, también de los ciudadanos de Castilla-La Mancha”.”No puede desarrollarse un territorio a costa de otro, esto es inviable política y socialmente”, a lo que ha añadido que la postura del PSOE en Talavera es pedir el “fin del trasvase Tajo-Segura con rotundidad”.

“EL TRASVASE ESTÁ MUERTO”

Por lo que respecta a Ganemos, su viceportavoz, , ha recordado que el trasvase “ahora mismo está muerto”, lo que supone una infraestructura “fuera de funcionamiento”, y ha insistido en que va a estar más de un año “sin trasvasar una gota de agua”.

Sánchez ha opinado que aunque no haya trasvase Tajo-Segura, el Producto Interior Bruto de Murcia no se va a modificar “un ápice”, sino al contrario, ya que ha asegurado que allí “hay agua de sobra, subterránea, de desaladoras y de sus propios recursos naturales en el río Segura”.

Por ello, ha sugerido que lo que deben aprender en Murcia es a conocer el límite de usos del agua, a pesar de que será complicado con la presión política que ejercen los regantes. Lo que en opinión de Sánchez es “inexplicable”, es que el PP de Castilla-La Mancha “aplauda cualquier trasvase y que estén deseando que los embalses pasen de los 400 hectómetros cúbicos de agua para poder trasvasar”.

“En Murcia está muy bien que se unan todos y que en Castilla-La Mancha cada uno haga la guerra por su cuenta, ya es hora de que se den cuenta de una vez”, ha indicado.

Por último, Sánchez también ha mencionado el plan de sequía que ha elaborado el Ayuntamiento de Talavera, ante el riesgo de abastecimiento a la ciudad y para uno de los sectores productivos de la ciudad como los regadíos del Canal Bajo del Alberche. Según el viceportavoz, la situación es preocupante porque no se va a poder regar con el agua del Alberche ni con la del Tajo, y además “no hay agua suficiente para atender todas las demandas deabastecimiento en la provincia de Toledo”.