La socialista ha recordado que ya ha mantenido una conversación con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, sobre los problemas y necesidades de la Ciudad de la Cerámica en relación con el tren convencional Madrid-Talavera. “Lo que antes era silencio e indiferencia, ahora es atención y determinación”, ha comentado en nota de prensa.

De este modo, se habla de “un primer paso para poner sobre la mesa de verdad y con absoluta decisión los problemas que nos aquejan y las soluciones que se plantean como más viables”. Según la secretaria general del PSOE, es el momento de “la eficacia, de Talavera y de sus ciudadanos”.

En este sentido, García Élez ha lamentado el suceso acaecido este sábado en las proximidades de Torrijos, al declararse un incendio en un tren que se dirigía a Madrid, y que acabó con los 65 pasajeros evacuados a pie, con dos de ellos heridos leves, y todos, después de una larga espera, trasladados a la capital en autobús, “unas imágenes que además de indignar, abochornan, porque son más propias de un tren del siglo pasado”.

Para la consejera, es la gota que colma el vaso, “después de mucho tiempo pidiendo un tren digno, con las vías y la maquinaria en condiciones, y que nos acerque a Madrid en un tiempo lógico, no como sucede ahora, y eso, si no hay averías, que es lo más común”.

Por ello se ha sumado a la indignación de los ciudadanos, tanto de los castellano-manchegos como de los extremeños, y ha recordado que el solicitó hace días una reunión con el Ministro de Fomento, “y con el tren como elemento prioritario en la agenda”. A pesar de que el nuevo Gobierno acaba de aterrizar, la consejera asegura que “somos conscientes de que lo que ha sucedido no es su culpa, sino fruto de otras políticas, pero sí tienen la responsabilidad de que no se vuelvan a repetir sucesos como el de este sábado”.

La secretaria general ha hecho hincapié en la importancia de tener un tren en condiciones, “porque el ferrocarril además de prestar un servicio imprescindible, tiene que servir para vertebrar el territorio, y ya estamos cansados de ser los últimos”.