Puig, en declaraciones a los medios tras asistir a la última mascletà de las Fallas, ha replicado así a García-Page, que ha pedido este martes a que “vigile” que España adopta y cumple de forma “milimetrada” todas las normas europeas sobre gestión de agua tras la sentencia del que anula el Plan Hidrológico del Tajo por no fijar caudales ecológicos en , y de la Reina.

Al respecto, ha exigido actuar con “enorme prudencia” y “el cumplimiento de la ley” porque, ha subrayado, “en estos momentos no hay ningún elemento que diga que el trasvase tiene que cerrase”.

Por tanto, ha advertido, “inventar guerras artificiales sobre el agua es un mal camino” y ha recalcado que “desde luego” defenderán “los intereses de los valencianos desde la razón y no desde el enfrentamiento estéril”.