Al mismo tiempo, ha afirmado que hay que huir de “la confrontación y las guerras del agua” que “lo único que hacen es traes sufrimiento y ningún tipo de solución”.

Así se ha pronunciado Puig en un acto en la Cámara de Comercio de este viernes al ser preguntado por ‘Manifiesto en defensa de un Tajo vivo’, que se ha firmado en en el marco del III Foro Ibérico del Tajo, y ve necesario recuperar los volúmenes de agua “hasta unos niveles que garanticen las necesidades sociales y ambientales de los pueblos ribereños” y ha pedido la paralización de la actual campaña de trasvases.

Puig ha defendido que el trasvase Tajo-Segura “está dentro de la legalidad, y esa legalidad cobertura con claridad a la cuestión medioambiental”.

Por otra parte, ha considerado que “se puede mejorar mucho en cabecera, sobre todo en la depuración de aguas de la Comunidad de y de otros ámbitos”.