El Premio Príncipe de de las Artes 2012 y Premio Pritzker de Arquitectura 1996, , ha estado en la de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), donde ha utilizado la figura del “acero toledano” para escenificar las dificultades con las que topa el arquitecto al desarrollar su trabajo.

Así lo ha expresado en su conferencia ‘El arquitecto entre la espada y la pared’, donde ha estado acompañado por el rector, Miguel Ángel Collado; el director general de , ; el director de la Escuela de Arquitectura, y el presidente de la Demarcación de del , Rivas, según ha informado la UCLM en nota de prensa.

“Todas las arquitecturas se reproducen con las limitaciones de las que uno es consciente en una ciudad como Toledo, de topografía tan exagerada y el cerco natural del río”, ha señalado Moneo.

Esta complejidad “entra en dialéctica” con el trabajo del arquitecto, de lo que constituye buen ejemplo, según Moneo, la labor realizada en el Auditorio del Palacio de Congresos El Greco. “Donde no había nada hubo que aprovechar las condiciones del muro defensivo para ubicar servicios”, ha indicado.

En su exposición habló también de sus proyectos para la , en , o del Museo del Teatro Romano de , entre otras obras.

Rafael Moneo ha abierto su intervención rememorando la figura de Manuel de las Casas, que desde el pasado mes de diciembre da nombre a la cátedra que la UCLM mantiene con Lafarge España. Su director general, Isidoro Miranda, ha subrayado el trabajo conjunto en la “construcción del futuro”, que logrará ciudades “más eficientes, duraderas sostenibles y mejor conectadas”.

PALABRAS DEL RECTOR

Rafael Moneo es, según el rector “uno de los referentes de la ”, que tiene unas “líneas claras de desarrollo y proyección el concepto de la Arquitectura y la labor del arquitecto”.

Collado ha señalado que la visita del arquitecto navarro, por segunda vez la UCLM tras haber presidido el tribunal de la primera tesis de la Escuela en febrero de 2012, “coincide tristemente con el fallecimiento de Manuel de las Casas, decano-comisario fundador del centro”, al que dotó de “sólidos cimientos”.

El rector ha mostrado su satisfacción por la vinculación de Rafael Moneo, “mentor de nivel”, a la Escuela de Arquitectura, a cuyos alumnos y profesores “enriquece con sus explicaciones” y ha asegurado que su participación en el tribunal de la primera tesis es indicio de “la importancia y la calidad” de la investigación que se desarrolla en el centro.