Ramos, a preguntas de los medios, ha acusado a la consejera de Fomento, , de “apuntarse tantos que no le corresponde e intentar echar la culpa a los demás” respecto a las causas del retraso en la llegada de la fibra óptica a Torrehierro.

En este sentido, el primer edil ha explicado que el Plan de Ordenación Municipal (POM) no permite hacer tendidos aéreos en determinados polígonos y sectores, y además hay partes en las acometidas que “si no colabora el Ayuntamiento, va a ser muy difícil que Telefónica llegue a acometerlo”.

Ramos ha invitado públicamente a la consejera a que colabore económicamente para solventar esa dificultad, añadiendo que “sería bueno que la consejera, aparte de buenas palabras, dedicara dinero”.

Si bien, ha reiterado que “no se preocupen” porque desde el Ayuntamiento se van a agilizar los trámites y se van a poder los medios materiales para “cuanto antes” se puedan acometer todas las “canalizaciones subterráneas que no entorpezcan el paisaje urbano de Talavera y permitan llegar a Torrehierro”.

NO MÁS TRABAS A LA FIBRA ÓPTICA

Por su parte, el portavoz del grupo municipal del PSOE, , ha pedido a la concejala de Urbanismo, , que “no ponga trabas a la llegada de la fibra óptica”.

En rueda de prensa, Gutiérrez, ha subrayado que es un tema estratégico para la ciudad de Talavera y, por tanto, “hay que estar con los cinco sentidos”. “Esta ciudad no se puede permitir el lujo de enredarse en temas burocráticos”, ha indicado.

Para el portavoz socialista, abrir una zanja es el “chocolate del loro para Telefónica” y el Ayuntamiento lo único que hace es “entorpecer” la instalación de la fibra óptica, por lo que han solicitado el expediente del proyecto para comprobar los problemas administrativos que está poniendo “el gobierno del PP en Talavera”.

ACUSACIONES CRUZADAS

También desde Ganemos, su portavoz, , ha mostrado su “indignación” por lo que está sucediendo con el despliegue de la fibra óptica con las “acusaciones” entre la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento.

Arnau ha culpado al equipo de Gobierno de “falta de transparencia y de celeridad” de este proyecto, y no entiende además que la Consejería de Fomento anuncie la llegada de la fibra para 2018, cuando resulta, a su juicio, que “hay problemas administrativos para ese despliegue”.

En su opinión, hay que acometer una obra importante de zanjeado que no se ha hecho, y que además el Ayuntamiento debe hacerse cargo económicamente cuando “debe ser la Junta a través de unas subvenciones estatales”.