El candidato del PP a la Alcaldía de Talavera de la Reina, , ha defendido los proyectos que su gobierno municipal todavía tiene sobre la mesa, empezando por la finalización de las obras de las segunda fase del polígono industrial de Torrehierro que sacarán al mercado dos millones de metros cuadrados de suelo industrial “a demanda” para la implantación de empresas.

Para ello, Ramos, según ha explicado en una entrevista a Europa Press, contempla la firma de convenios con Sepes (Entidad pública empresarial del suelo), propietaria del suelo industrial, para que los precios sean competitivos para las empresas, ya que, desde su punto de vista, Talavera cuenta con la ventaja de su ubicación en el centro peninsular junto con el convenio suscrito con el de Sines y la aplicación de bonificaciones fiscales.

“Todo esto hay que materializarlo ya con la plataforma logística”, ha señalado.

Si bien, Ramos es de los que apuesta por una solución para Talavera que “no es caminar en una única dirección, así se ha venido demostrando, es apostar por todas y cada una de las oportunidades, desde el sector logístico, al industrial pasando por el turístico, servicios y por atraer a gente a que vea cerámica”.

Según asegura, sus propuestas son muchas, pero Ramos cree que hay que seguir apostando por el sector logístico, a pesar de que otros municipios de la provincia han tomado la delantera.

PRIMERAS MEDIDAS: PLAN ESTRATÉGICO

Durante la presentación de su candidatura a las elecciones municipales del 26 de mayo, Ramos ya avanzó que su proyecto arranca donde lo dejó, en comenzar a aplicar, de una manera más intensa, el Plan Estratégico de Competitividad Urbana 2020-25 que contempla medidas para los tres sectores principales, y que estará arropado por las subvenciones de fondos europeos que están concedidas al Ayuntamiento de Talavera.

Ramos se refiere con ello al centro agropecuario de tratos para ayudar al sector primario, y cuyas obras, confirma, “ya están finalizándose dentro del Talavera Ferial”, lo que convertirá además en “centro neurálgico del negocio ganadero y agrícola”.

No será el único, pues el candidato del PP pretende incentivar el sector secundario con el vivero industrial que se ubicará en el polígono de Torrehierro, así como el sector terciario, con el proyecto ‘Talavera shopping’.

“LOS PLANES DE EMPLEO NO TIENEN NINGUNA POSIBILIDAD DE INSERCIÓN LABORAL”

Sobre los planes de empleo, que tanta polémica ha suscitado en la ciudad tras la denuncia de CCOO por su gestión, ha sugerido que quien gobierne en la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha los tendrá “que dar una vuelta”.

En su opinión, “un plan de empleo no tiene sentido si no hay posibilidades de inserción laboral.

En estos momentos, los planes de empleo no tienen ninguna posibilidad de inserción laboral, tanto es así que el que participa en uno, queda excluido para otro”.

Por ello, propone que se lleven a cabo en colaboración con las empresas, pues es de esta manera, a su juicio, la manera de facilitar una inserción laboral.

Por lo que respecta a los impuestos municipales, afirma que todas las tasas han estado congeladas en los últimos cuatro años, y que incluso, con una bajada de un 2 por ciento.

“Retocar esto a la baja ya es complicado y sinceramente el que diga que lo bajará, manifiesta un desconocimiento absoluto porque ya estaríamos poniendo en peligro el equilibrio económico del Ayuntamiento”, señala.

Es más, el candidato del PP argumenta que los recursos están “optimizados al máximo”, lo cual deja un “escaso” margen de maniobra para cualquier variación, como mucho, dice, “mantener lo que hay”.

“EL POM NACIÓ DE PRETENSIONES FANTÁSTICAS”

En cuanto al desarrollo urbanístico, Ramos coincide en que hay que acometer un Plan de Ordenación Municipal (POM), adecuado a la realidad.

De hecho, recuerda que el POM actual nació de “pretensiones fantásticas que nunca se materializaron”.

Igualmente afirma que la modificación del POM, al contrario de lo que otros piensan, ya se ha iniciado con la elaboración de la cartografía.

Un elemento fundamental, destaca, para poder llevar a cabo la revisión y la actualización completa.

Permitiría también solucionar cuestiones que estaban ligadas a un desarrollo urbanístico, y en este punto menciona las expropiaciones del puente de la .

Ramos advierte que el POM debe aprobarse “por unanimidad”, por lo que, si continúa en el gobierno municipal, se abrirán tantos periodos de alegaciones como sean necesarios.

Por otra parte, ha hablado del área de juventud, que considera “absolutamente transversal a todas las medidas que se tomen”, y para la que pondrá en marcha un plan operativo de juventud como se hizo con el programa ‘Manos a la tecla’.

Y sobre la cultura, está convencido que en estos cuatro años de legislatura, Talavera “ha tenido un nivel importantísimo” y quedan por delante algunos proyectos que ya ha anunciado como abrir el museo de la ciudad y de arte contemporáneo en el edificio de San Prudencio.

El candidato del PP tiene pensado inaugurar ese museo con una gran exposición de arte contemporáneo, para “poco a poco ir dotándolo de fondos pues nace con vocación de permanencia”, y que dote también al Casco antiguo de un componente cultural que complemente a una hostelería “de calidad”.

Por otra parte, Ramos está especialmente orgulloso del impulso que desde el gobierno municipal se ha dado a la cerámica, lo cual, apunta, “ha sido un acierto absoluto”, hasta el punto de que, precisa, el empresariado se está contagiando de este entusiasmo por el museo al aire libre.

“QUIEN TENGA POSIBILIDAD DE UN PACTO A DOS, ESTARÁ EN UNA SITUACIÓN BUENA”

Ramos quiere ser fiel a su teoría de que hacer planes en política más de cinco minutos es “una tontería” porque las circunstancias cambian continuamente, y también, como atlético de “partido a partido”, asegura que dependerá de los resultados de las municipales, por lo que no se atreve a hacer pronósticos.

A pesar de ello, confía en mejorar suficientemente los resultados respecto a las elecciones generales para poder formar gobierno, y confiado también como está en que, en su opinión, “nadie va a sacar mayoría absoluta en Talavera y, a partir de ahí, no es lo mismo tener 11 concejales que 8”.

“Con un número suficiente para hacer un solo pacto a dos, quien tenga esa posibilidad, estará en una situación muy buena”, señala.

Ramos no entra a valorar a sus adversarios, en parte porque tampoco quiere poner “ningún cordón sanitario” ni “a las personas ni a los partidos”, pero a la hora de plantear una estrategia de gobierno, “habrá que ver lo que es asumible”, añade.

En su pronóstico electoral, reitera “nadie mayoría absoluta, PP y PSOE, los más votados, y el resto pura incógnita por la fragmentación de la izquierda en tantos partidos, y a la espera de que la irrupción Cs y Vox en las generales, quede atemperada en municipales”.