La empresa española de recubrimientos para el sector del automóvil Galol, con centro en Toledo, celebra su cuarenta aniversario con una serie de actos que incluyen una jornada técnica sobre la corrosión y diferentes actividades lúdicas para empleados y sus familias, informó la compañía en un comunicado.

La corporación, ubicada en L’Ollería (Valencia), se dedica al recubrimiento y al tratamiento de superficies, recubrimientos especiales, químicos, orgánicos, inorgánicos o de conversión, entre otros y su principal dedicación se concentra en piezas que requieren características anticorrosivas.

Galol cuenta en la actualidad con tres centros de trabajo situados en Valencia, Barcelona y Toledo y su plantilla total está formada por 140 trabajadores. Durante el pasado ejercicio su facturación se situó en 14 millones de euros.