Así lo han señalado en declaraciones a los medios el delegado de la Junta en Toledo, , y el concejal de Urbanismo y Promoción Económica en el Ayuntamiento de Toledo, , quienes han resaltado la “importancia” de este paso para la construcción del hospital, “un acontecimiento importante tanto para la ciudad como para la provincia”.

Nicolás ha señalado que el plan de movilidad se incluye dentro del proyecto, en lo que se refiere a la movilidad de la propia parcela —en el interior y para las Urgencias— y las cercanías del hospital, quedando fuera lo que no depende del proyecto y que deben acometer distintas administraciones.

Además, ha resaltado el “hito” que supone en materia de creación de empleo este proyecto —que permitirá que a lo largo de 2017 trabajen en él más de mil personas tanto en puesto directos como indirectos—, y ha comentado que, tras obtener la licencia, los trabajos se desarrollarán durante 21 meses consecutivos.

El delegado de la Junta ha recordado que el proyecto, que recoge un aumento de 23.000 metros cuadrados más de los que contaba el documento inicial, ha incluido nueva áreas que no estaban contempladas como las dedicadas a reproducción asistida, dolor, patología mamaria o un laboratorio cardiovascular.

SIN TRABAS

Por su lado, Teo García ha destacado que, tras entrar en el registro, los técnicos municipales empezarán a revisar el proyecto, con el objetivo “importante y único” de que Toledo pueda contar “a la mayor celeridad con un hospital tan importante y tan necesario”.

El edil, que no ha querido adelantar una fecha para la concesión de la licencia porque se trata de un acto reglado sujeto a un procedimiento administrativo, ha incidido en que, “en lo que dependa del Ayuntamiento, todo el equipo técnico se va a volcar en una tarea tan importante para la ciudad y la atención sanitaria y sociosanitaria” y no se van a escatimar esfuerzos ni poner “ningún tipo de traba” a algo “tan necesario”.