Así lo ha dado a conocer la consejera de Economía, Empresas y Empleo, , a preguntas de los medios de comunicación instantes antes del comienzo del XIII Encuentro regional de Salud Laboral de CCOO, celebrado este miércoles en .

La consejera ha indicado que entre enero y agosto de este año, el número de accidentes mortales se ha reducido en un 17 por ciento en la región, si bien los siniestros graves se han incrementado en un 12 por ciento.

Para atajar esta situación, Patricia Franco ha insistido en la colaboración entre el Gobierno autonómico, los sindicatos y la patronal y, en este contexto, ha sostenido que el anteproyecto de Ley de Presupuestos elaborado por el Ejecutivo regional para 2020 incrementa en un 63 por ciento la cuantía destinada a la prevención de riesgos laborales.

El documento, que se encuentra actualmente en tramitación, recoge una partida de más de 2,5 millones de euros en este capítulo el año próximo, en el que también se prevé, por parte de la Comisión Consultiva Tripartita del Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales, un aumento de la actividad inspectora preventiva.

Además, la consejera ha indicado, en el afán del Gobierno regional por crear espacios laborales “seguros”, que la Comisión Consultiva Tripartida del Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales aprobase elevar a la Comisión Operativa Autonómica un aumento del 13,9 por ciento.

Franco ha puntualizado que este año se han registrado más de 2.000 visitas a centros de trabajo y obras de construcción por parte de técnicos de prevención de la Junta de Comunidades, a las que hay que añadir, también en este ejercicio, más de 6.500 actuaciones de asesoramiento por parte de los agentes sociales en más de 830 empresas.

Del mismo modo, ha informado de que en el mes de noviembre se convocará la Comisión de Seguimiento del Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales, que está estructurada en cinco ejes que incluyen la subvención de proyectos para mejoras en la prevención de riesgos laborales y ayudas para impulsar inversiones destinadas a la mejora de las condiciones de seguridad en el sector de la construcción, entre otras actuaciones.

EL 90% DE LOS ACCIDENTES GRAVES O MORTALES PODRÍAN HABERSE EVITADO

En el Encuentro regional de Salud Laboral de CCOO también ha participado el secretario regional de este sindicato, de la Rosa, quien ha señalado que más del 90 por ciento de los accidentes laborales graves o mortales podrían haberse evitado si se hubiera cumplido “escrupulosamente” con las leyes de prevención de riesgos laborales.

Además, ha calificado de “generosa” la partida presupuestaria contemplada en las cuentas regional para trabajar en pro de la reducción de este tipo de siniestros, algo que demuestra que “este Gobierno no quiere permanecer ajeno al sufrimiento de los trabajadores y busca tomar medidas serias”.

Al hilo de esta cuestión, ha hecho un llamamiento a los empresarios a fin de que “se comprometan con la prevención de riesgos” y, en este ámbito, ha subrayado la importancia de apostar por la formación en prevención y por el seguimiento de las medidas implantadas en el centro de trabajo, de manera que, cuando se incumpla la ley, “haya un apartado punitivo para que estos empresarios no sean arropados y ocultados”.

En este punto, ha pedido al gobierno que se forme tras las elecciones generales del 10 de noviembre la reforma del Estatuto de los Trabajadores y la eliminación de la reforma laboral, normativa por la que se explican, ha precisado, “la multiplicación de accidentes en las empresas y la precarización del trabajo”.

Por su parte, el secretario confederal de Salud Laboral de CCOO, , ha apuntado que el mercado de trabajo español da “síntomas claros de tener un marco preventivo con pies de barro” fruto de la crisis, la cual ha propiciado, a su entender, un incremento de la siniestralidad laboral a través de reformas que “han intensificado las capacidades unilaterales de los empresarios y empeorado la capacidad de negociación colectiva”.

Dicho esto, ha recordado que en España se han producido 900.000 accidentes laborales en lo que va de año, de los cuales 416.000 han causado baja, a lo que se suman las 437 personas fallecidas por este motivo. “Esto es inadmisible en una sociedad moderna”, ha concluido.