En relación al vertido de gasoil que presuntamente se está produciendo en una determinada zona del casco urbano de y que se está filtrando al acuífero afectando a varios pozos pertenecientes a propietarios de inmuebles, produciendo una contaminación de los mismos y por el que se ha solicitado a Industria su intervención para la identificación de las instalaciones que pueden dar origen a dicha filtración, desde la Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible se informa y se aclara lo siguiente:

1º. En base al Reglamento de Instalaciones Petrolíferas, existe la obligatoriedad de comunicar al órgano competente en materia de seguridad industrial y previo a la puesta en servicio, las instalaciones petrolíferas cuyo uso sea en la propia instalación, su capacidad de almacenamiento sea superior a 1.000 litros y que funcionen con combustibles fósiles, bien sean gas o gasoil. En este sentido, el órgano administrativo competente, puede disponer de los datos que cada titular facilite, aunque no existe un registro oficial, ni está establecido en ninguna norma el carácter público del mismo; la falta de comunicación constituiría una infracción administrativa sancionable por parte de la Administración.

2º. Atendiendo a la legislación en materia de seguridad industrial y dentro del ámbito de aplicación del Reglamento de Instalaciones Petrolíferas, así como de sus instrucciones técnicas, es obligación de los titulares de las instalaciones el mantener en perfecto estado las mismas y dependiendo de si sus depósitos son de más o menos capacidad, deberán pasar las inspecciones periódicas reglamentarias por un Órgano de Control Autorizado, que en ningún caso es la Administración regional.

3º. De igual modo, la Administración regional tiene la facultad de ejercer un control técnico y administrativo de determinadas instalaciones, solicitando a los titulares de las mismas la acreditación documental sobre si han pasado las inspecciones técnicas obligatorias que acrediten su correcto funcionamiento. Con carácter general, están obligados todos los titulares a llevar a cabo un correcto y periódico mantenimiento realizado por instaladores habilitados a tal efecto.

Con base en esta potestad, el órgano competente de la Administración realiza controles periódicos sobre las instalaciones.

4º. No obstante, y en último extremo, en el Ayuntamiento de Toledo debería constar la información sobre las instalaciones, dado que se integra en el proyecto de ejecución de obras, cuya presentación es preceptiva para obtener la licencia de Construcción, Instalaciones y Obras, previa supervisión de los servicios técnicos municipales.

5º. Por último y en base al principio de lealtad institucional y colaboración entre administraciones, la Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible se pone a disposición del Ayuntamiento de Toledo para ofrecer aquella información que pueda necesitar y se disponga de ella en función a lo expuesto anteriormente.