Los encargados de presentar en rueda de prensa el proyecto de restauración han sido el deán de la Catedral, ; el Canónigo Obrero Mayor, ; y el arquitecto conservador del templo, .

Para comenzar los trabajos será necesario instalar un andamio que va a cubrir toda la torre hasta la barandilla de arriba (unos 50 metros de altura) para que los técnicos (unas 20 personas) puedan ir trabajando en las cuatro caras a la vez. No podrá haber nadie trabajando encima de otro. Todos los técnicos tendrán que trabajar en la misma altura.

Estas actuaciones en la torre, construida entre los siglos XIV y XV, se producen después de que el pasado 14 de octubre de 2018, a primera hora de la mañana, una pieza de una de las cornisas de granito de la torre de la Catedral se desplomó hacia la calle Arco de Palacio.

Esta es la primera vez que esta parte de la torre, desde su construcción, sufre una intervención de estas características.

(Habrá ampliación)