Ha sido el consejero de Desarrollo Sostenible, , el que en rueda de prensa ha explicado que el camalote es una planta exótica e invasora que “supone un riesgo grave para el ecosistema fluvial”.

“Hemos puesto recursos a disposición para evitar que se propague, y lo hacemos con trabajos que consistirán en control y retirada de esta planta en este tramo”, ha dicho, añadiendo que la empresa pública realizará trabajos de extracción y retirada de esta especie instalando barreras de contención con ayuda de embarcaciones.

Esta actuación llega después de un trabajo preventivo en los ríos y humedales de Castilla-La Mancha y gracias a la detección temprana de este tipo de plantas invasoras, algo que se realiza “en coordinación con otras administraciones y con ayuntamientos implicados”, sin dejar de lado a la .