Durante su intervención este viernes en el acto de inicio de las obras del Centro Regional de la Artesanía de Talavera de la Reina (), García-Page ha asegurado que le hubiera gustado reunirse con , después de tres años esperando que le recibiera, y eso que “no le iba a complicar la vida como Torra y Puigdemont, al contrario”.

En este sentido, ha recordado que ha sido de los presidentes que ha ofrecido apoyo y lealtad al cuando se ha tratado de “España”, e incluso de los que se ha dejado “muchos pelos en la gatera” cuando hubo que apostar para que en España “se pararan ya las elecciones y hubiera un Gobierno”.

“Algunos nos hemos dejado mucho en esa gatera y, sin embargo, hemos perdido tres años en esa interlocución con el gobierno”, ha apuntado. Por ello, ha concretado que le va a pedir a Pedro Sánchez en septiembre lo mismo que le pidió a Rajoy y ha añadido: “si puedo más, porque cada día que pasa se me ocurren más cosas”.

Además, el presidente se ha referido a que en dicha reunión se va a comprometer a que Pedro Sánchez ponga “blanco sobre negro en calendarios” respecto a grandes proyectos para la región, y en el caso de Talavera, ferroviarias, logísticas, y “una muy importante que tiene que ver con el agua”.

“Este es mi objetivo, gobierne quien gobierne, no es un planteamiento sectario, es un planteamiento de apoyo a Talavera que necesita de todos”, ha señalado.