Así lo ha explicado Juanra Fernández en una entrevista con Europa Press en la que ha recordado que una de las condiciones para participar en los festivales de cine es que los filmes no se hayan estrenado en salas.

Para este director cinematográfico y escritor formado en Bellas Artes en Cuenca, es “una alegría” recibir la mención especial del jurado del primer festival al que presentan ‘Rocambola’, una película rodada en Cuenca y en con un reparto que encabezan , y .

Bombay acogió el estreno mundial de esta cinta de suspense en el marco del Festival Internacional de Cine de la India el 8 de septiembre, una fecha muy especial para Fernández, pues ese mismo día pero del año pasado finalizó el rodaje que duró un mes y medio.

El argumento de este largometraje gira en torno a Dante, un ladrón profesional que sobrevive mediante pequeños trabajos y que decide asaltar un caserón aislado que él cree vacío. Sin embargo, durante la incursión descubre a una pareja que, lejos de disuadirle, le invita a desayunar.

Con esta producción cinematográfica, Fernández pretende entretener al espectador pero también que experimente “un poco de angustia” a través de un filme “claustrofóbico” en el que mostrar la capacidad y los límites de aguante del ser humano para sobrevivir en un espacio reducido, un tema similar al de ‘Para Elisa’, su primera película.

Sesenta personas integran el equipo técnico y artístico de ‘Rocambola’ en el que el 95 por ciento proceden de la región y de ese porcentaje ocho de cada diez son conquenses, un grupo con “mayoría de jóvenes”, ha apuntado Fernández, para “un producto casi cien por cien castellanomanchego”.

“Una experiencia muy gratificante” ha sido, para Juanra Fernández, dirigir por primera vez a Juan Diego Botto, además de a Jan Cornet y a Sheila Ponce, actores con los que tiene “suficiente confianza” después de haber trabajado con ellos en anteriores ocasiones.

‘Rocambola’ pasará ahora por varios festivales como el Rock Horror Film Festival de Río de Janeiro. Además, esta misma semana han sido seleccionados para participar en el Festival Luz del Desierto de Argentina.

Aunque Fernández espera que el filme se estrene en las salas comerciales antes de que termine el año, todo depende de la “agenda festivalera”.

“Me gustaría que se estrenara antes de que termine el año en pero con un preestreno en Cuenca por el alto contenido de conquenses que participan y porque está rodada en mi ciudad”, ha comentado el director conquense.

Tanto es así que las escenas de interior se han grabado en un caserón de la Hoz del Huécar y las exteriores se han filmado en el Casco Antiguo de Cuenca y en el Parador de Toledo, lugar elegido para que los espectadores puedan apreciar una “espectacular” panorámica de la Ciudad Imperial.