Definida como una cerveza de estilo ‘Winter Ale’, es la estacional de La Sagra con mayor graduación (6,4% VOL), creada para hacer frente a las bajas temperaturas y cuyo consumo se popularizó en países como Bélgica, Alemania, Inglaterra e Irlanda, ha informado la empresa en nota de prensa.

En su elaboración, además de agua, malta de cebada, lúpulo y levadura, cobran especial protagonismo la miel, la canela y el anís en grano, que le otorgan un gusto inconfundible. La Sagra Invierno sorprende al paladar, de manera inmediata, y resulta ideal para maridar con carnes, legumbres, pescados y mazapanes toledanos.

UNA CERVEZA PARA NAVIDAD

Las crafts de invierno llegaron a España para quedarse y su impulso ha hecho que su degustación se haya convertido un símbolo para los amantes de la cerveza, y en un icono de la Navidad. Su historia se remonta a principios del siglo XX en Bélgica, una de las naciones con mayor tradición cerveza del mundo.

Microcervecerías locales de Flandes y del área francófona comenzaron a elaborar en el mes de septiembre una cerveza que dejaban en barrica hasta la fiesta de San Nicolás y que, una vez abierta, bebían entre empleados de la fábrica y vecinos del pueblo, vendiendo después los excedentes que hubieran quedado.

Ese fue el inicio de un tipo de cerveza que, con el paso de los años, ha ido definiendo un conjunto de características comunes, como su graduación, siempre superior a 6º, o su carácter especiado, debido a la presencia de especies, hierbas o azúcares fermentables, como la miel.

La Sagra Invierno se puede adquirir en El Corte Inglés (supermercado de El Corte Inglés, Hipercor y Gourmet), y en establecimientos hosteleros habituales. También podrá adquirirse en la tienda online de La Sagra o directamente en la fábrica de de la Sagra ().