A preguntas de los asistentes a un desayuno informativo organizado por Encastillalamancha.es, Sánchez ha recordado que se trata de un edificio “histórico y muy importante para los toledanos”, y tras “cuatro años cerrado tenía deterioros”.

Por ello, “al trabajar en la licitación para su reforma”, se ha visto que “es un edificio tan cuidado” y que necesita tanta tramitación que por ello “se hace más largo” el momento de ponerlo en funcionamiento.

“Estamos en el momento en el que queremos que se reforme, que sea como el Hospitalito de 2011, un edificio emblemático que tiene que tener un fin social, preferentemente para las personas mayores de Toledo”, ha dicho, para lo que ha pedido “colaboración” para conseguir ese fin.