Por un módico precio de 3 euros, los asistentes recibirán cuatro piezas de carne de cerdo de primera calidad, que podrán acompañar con pan, vino y aceite de forma gratuita. Los asistentes podrán asar los trozos de carne en barbacoas que se dispondrán al efecto. Además, habrá una barra donde se expenderán todo tipo de bebidas.

La firma olivarera, que produce y comercializa en toda España la marca El Molino de Santa Cruz desde 1975, quiere así ofrecer una oportunidad única de adquirir y probar ‘in situ’ la primera hornada de aceite de la nueva cosecha.

Tras el éxito de las primeras ediciones, desde la organización esperan que este año aumente el número de visitantes hasta las 2.000 personas, especialmente provenientes de y . Para ello, la empresa ha invitado a participar a Asociaciones locales de las poblaciones limítrofes.

“Probar el aceite de oliva de mejor calidad que se produce en nuestra región es una gran iniciativa, al tiempo que se trata de un evento que permitirá que se reúnan al aire libre, en un lugar propicio para ello, familias o grupos de amigos para disfrutar de un ambiente relajado y junto a una gran barbacoa”, ha indicado la organización en nota de prensa.

Al igual que en el curso pasado, la ubicación de Santa Cruz del Retamar, a medio camino entre Talavera de la Reina y la zona sur de Madrid, permitirá que visitantes de grandes núcleos urbanos acuden a la cita.