El Seprona baraja el factor humano como origen del gran incendio forestal iniciado el viernes en () y que se expandió rápidamente a las localidades madrileñas de Cadalso de los Vidrios, y de . Las llamas acabaron afectando a 2.500 hectáreas solo en territorio madrileño y en la zona se desplegaron hasta 500 efectivos durante cinco días.

Además, Las primeras pesquisas del a la Naturaleza de la (Seprona) y de los Agentes Forestales de la Comunidad de apuntan a que el incendio originado ayer miércoles en Navalafuente, donde han ardido entre 20 y 30 hectáreas, fue provocado intencionalmente, han informado a Europa Press fuentes de ambos Cuerpos.

Y es que el fuego se inició en un camino y tenía tres focos distintos de forma simultánea y a pocos metros entre sí, tal y como también indicó el alcalde del municipio. No obstante, las investigaciones acaban de comenzar y los agentes están recopilando pruebas sobre el terreno y hablando con testigos para realizar un informe definitivo y dar con el o los responsables del incendio.

En el incendio, que fue controlado por la tarde, trabajaron un total de 16 medios terrestres de la Comunidad de Madrid y 9 aéreos (5 regionales y 4 del ). No obstante, ha quedado en la zona para apagar definitivamente los rescoldos y refrescar la zona y evitar que se pudieran reavivar las llamas.