El Servicio de del Complejo Hospitalario de Toledo, dependiente del , ha obtenido la certificación internacional de calidad ISO 9001:2008 concedida por la y Certificación (AENOR).

Esta certificación se enmarca en la decisión estratégica del , que ha apostado por la implantación de este sistema de gestión de la calidad en los Laboratorios de Análisis Clínicos, Hematología y Microbiología y en los Servicios de Radiodiagnóstico, Medicina Nuclear, Radiofísica, Radioterapia y Radiología Intervencionista de todos los hospitales pertenecientes al sistema sanitario autonómico.

Asimismo, constituye un reconocimiento a la alta cualificación científica de todos los profesionales que diariamente desarrollan su labor en el servicio de Radiodiagnóstico del , lo cual unido a la adquisición de equipamiento de alta tecnología por el Gobierno regional lo ha convertido en un centro prestigioso de referencia.

Esta certificación se ha hecho realidad gracias al esfuerzo desarrollado durante cerca de dos años por el equipo de profesionales del servicio, encabezado por el coordinador de calidad, , que han llevado a cabo la compleja tarea de implantar un sistema de gestión de calidad e integrarlo en su ámbito de trabajo con el consiguiente reconocimiento externo.

La obtención de la certificación de calidad basada en la ISO 9001:20008 consiste en la implantación de un conjunto de requisitos destinados a mejorar la prestación y rendimiento del servicio, logrando así incrementar la calidad final del servicio prestado.

En este sentido, el objetivo del SESCAM no se centra exclusivamente en la obtención de un sello de calidad, sino en la consecución de unos objetivos generales como la detección de áreas de mejora, la introducción de la “cultura de calidad” o mejora continua y aumentar la satisfacción del personal del centro y sus clientes, tanto internos como externos.

Asimismo, se pretende aumentar la participación del personal en la toma de decisiones, la optimización de los procesos, la reducción del número de errores y la unificación y normalización de todos los procedimientos de trabajo.

Concretamente, las normas ISO 9000 son utilizadas en más de 150 países y entre sus características destacan la orientación hacia el usuario, la gestión integrada de los procesos asistenciales y no asistenciales, la mejora continua y la medición de la satisfacción del usuario.