En un comunicado, el primer edil ha mostrado su disconformidad con la publicación la semana pasada del mapa sanitario regional una vez cubierto el trámite de información pública y ha lamentado que “el ni siquiera se ha molestado en contestar a las alegaciones presentadas por el ayuntamiento para el mantenimiento de la zona básica de salud de El Quiñón”.

Para el alcalde, “esta actitud demuestra un total desinterés por las necesidades sanitarias de la población de Seseña. Con este mapa sanitario se condena a los vecinos de El Quiñón a no contar, ni ahora ni en el futuro, con un centro de salud, que ya es muy necesario. Tampoco podrán contar con el servicio de urgencias y los centros de salud de Seseña y Seseña Nuevo seguirán cada vez más colapsados”.

En este sentido, ha recordado que en el barrio de El Quiñón es una zona en continuo crecimiento en la que viven más de 10.000 personas y a la que llegan cada año alrededor de 1.000 nuevos vecinos.

Asimismo, el alcalde ha explicado que el “ya privó los habitantes de Seseña y del resto de municipios de la zona norte de Toledo, de su derecho a recibir atención sanitaria cercana al paralizar el convenio sanitario con , que les permitía acudir a los hospitales madrileños de y Aranjuez”.

De hecho, ha continuado, la Plataforma para la defensa del convenio sanitario con Madrid ha acudido ante el Defensor del Pueblo el incumplimiento del convenio “y, un año después, la Consejería de Sanidad aún no ha facilitado la información que esta institución le ha requerido sobre este asunto”.