Según los datos facilitados por CCOO a Efe, en el pasado mes un total de 403 trenes cubrieron el trayecto Madrid-Talavera o viceversa y de ellos solo 125 no sufrieron retrasos o los retrasos que acumularon no fueron superiores a cinco minutos y, por lo tanto, no se consideran demoras.

Los 278 trenes restantes, es decir, el 68,98 por ciento, sí tuvieron retrasos y en algunos casos de más de dos horas, como el día 25 de noviembre, cuando un tren que salió de Madrid con destino a y que, a su paso por Talavera de la Reina, circulaba dos horas y 23 minutos más tarde de lo previsto.

Ese mismo sábado 25 de noviembre, el tren que debía salir a las 12.34 horas de Talavera de la Reina con destino Madrid partió de la estación talaverana 118 minutos más tarde de lo fijado, ya que cuando salió de la ciudad de la cerámica eran las 14.32 horas.

En noviembre, otros dos trenes más han sufrido retrasos de más de una hora, uno de ellos el mismo día 25 de noviembre, cuando el convoy que hacía el trayecto desde Madrid hasta Talavera llegó a esta localidad con 67 minutos de retraso.

La otra espera de más de una hora se produjo el 3 de noviembre, en el tren con destino Madrid previsto para partir a las 17.01 horas que salió de Talavera 71 minutos más tarde de lo fijado.

Además, en noviembre hubo otros ocho trenes que sufrieron retrasos de más de media hora, en concreto, uno el día 3, dos el día 5, otros dos el día 12, otro más el día 27 y dos trenes el 28, mientras que otros 20 trenes se retrasaron entre 20 y 29 minutos y 246 trenes lo hicieron entre 5 y 19 minutos.

En cuanto a los doce primeros días de diciembre, el 43,58 por ciento de los 156 trenes que han cubierto el trayecto entre Madrid y Talavera han sido puntuales o han tenido menos de cinco minutos de retraso.

En cambio, los 88 restantes llegaron tarde y, en estos días de diciembre, dos trenes han acumulado retrasos de más de una hora, uno el 8 de diciembre, que llegó a Talavera de la Reina procedente de Huelva y con destino Madrid 69 minutos tarde y otro, el 10 de diciembre, que salió de Madrid y llegó a la ciudad de la cerámica con 86 minutos de demora.

Tres trenes más han registrado en estos doce días de diciembre retrasos de entre media hora y una hora y diez convoyes más han llegado entre 20 y 29 minutos tarde, mientras que 73 trenes se han retrasado de 5 a 19 minutos.

Por todos estos datos, el secretario general de CCOO en Toledo, , ha denunciado, en declaraciones a Efe que estos retrasos se deben a la falta de inversión en la línea ferroviaria y a otras decisiones como el cierre de estaciones y la falta de mantenimiento de la vía y de las máquinas, que se estropean “de manera sistemática”.

Arroyo ha recordado que, para exigir al y al Administrador de (Adif) la mejora de la línea y un incremento de las inversiones, se ha constituido en la provincia de Toledo el Pacto Social por el Ferrocarril, impulsado por CCOO, UGT y Fedeto y al que ya se han sumado instituciones como la Diputación de Toledo y ayuntamientos como el de Talavera, Torrijos, Yuncler o Villaluenga de la Sagra.

También se han reunido con los grupos parlamentarios en las Cortes de Castilla-La Mancha, con los grupos de , , y en el Congreso y el lunes se reunirán con los grupos en el .

Todo ello “con una finalidad clara, que los Presupuestos Generales del Estado para 2018 traigan inversiones para el ferrocarril convencional, que permitan solventar la situación o, si los presupuestos no recogen esas inversiones, que los grupos en la oposición las soliciten vía enmiendas”, ha explicado Arroyo.

A su modo de ver, estas inversiones deben pasar por la reapertura de todas las estaciones cerradas de la línea, como en Erustes o Calera y Chozas; la eliminación de las curvas de radio reducido, que obliga a reducir la velocidad hasta los 40 kilómetros hora; el desdoble de la vía y su electrificación; la recuperación de los trenes de mercancías, Talgo y Lusitania y que se habilite la parada y subida de viajeros en Villaluenga y Yuncler.

“En el año 2000, el trayecto entre Talavera y Madrid duraba 1 hora y 10 minutos y ahora dura entre 1.40 o 1.50 horas si no hay retraso”, ha denunciado Arroyo, que ha urgido a adoptar medidas para lograr que esta línea ferroviaria deje de funcionar “de manera tan deficiente”. EFE