Según ha informado el sindicato en nota de prensa, esto supone “un claro incumplimiento del Acuerdo Marco y de la Legislación Laboral y una provocación inaceptable del equipo de ”. “De esta manera carga sobre las familias de los policías locales y agentes de movilidad su irresponsabilidad de mantener una plantilla insuficiente”, ha añadido.

Este sindicato ha afirmado que no entiende ni comparte que el equipo de Gobierno “en lugar de sentarse a negociar de buena fe y lealtad y resolver el conflicto laboral existente, se dedique a dar largas y voluntades incumplidas y sin concretar” y ha reiterado que ahora, en Semana Santa, se da cuenta “de que no tiene plantilla suficiente”.

Asimismo, ha detallado la comunicación de la modificación de turnos y anulación de días de libranza del cuadrantese ha realizado “mediante una simple nota” por parte del inspector jefe y sin firmar, lo que, ha dicho, “vulnera claramente lo dispuesto en la legislación del Procedimiento Administrativo y carece de mínima forma necesaria”.

Del mismo modo, ha comentado que la comunicación carece de motivación, justificación válida y evidentes defectos de forma pues no tiene datos determinantes, “quedando en una manifiesta indefensión de los derechos laborales”, por lo que la falta de seguimiento de los trámites establecidos en el procedimiento administrativo “suponen vicios graves que implican su nulidad”.

Por todo ello, el sindicato ha manifestado que este decisión supone “un atropello de los derechos laborales y de conciliación familiar a los agentes y sus familias”, que “no está ayudando a rebajar la tensión del conflicto laboral”. “La plantilla está ya cansada de la falta de consideración y respeto del Equipo de Gobierno, que llevó a que durante estos días comunicaran a la Corporación que cumplirían su calendario laboral no realizando cualquier otro servicio que no tenga el carácter obligatorio por situación de emergencia”, ha señalado.