Así lo han criticado en un comunicado de prensa en el que aseguran que seis vehículos de la de Toledo tenían la caducada desde la semana pasada, concretamente desde el pasado 18 de abril y “no desde el día 22 como afirmó el concejal”.

Es, han afirmado, “una irresponsabilidad”, pues “a pesar de haber informado el día 25 de abril de que todos los coches que conforman el parque de la Policía Local tienen la documentación en regla para prestar servicio, la realidad en la mañana del día 26 de abril es otra bien distinta, pues solamente tres de los siete vehículos Chevrolet se encuentran en condiciones de circular”.

Según este sindicato, “tres tienen la ITV pasada, con su pegatina en el cristal delantero; uno tiene una baja definitiva, tras un accidente que sufrieron los policías; dos continúan con la ITV caducada desde el 18 de abril; y a otro de ellos le intentó pasar la ITV el 21 de abril, pero a día de hoy sigue con el resultado desfavorable”.

“Los vehículos deben portar permiso de circulación, tarjeta de características técnicas ITV, informe resultado de la ITV y la pegatina, además del seguro obligatorio en vigor, aunque no es obligatorio portarlo, ya que se puede comprobar telemáticamente”, explican.

En sintonía con lo anterior, exigen al concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Toledo, Pérez del Pino, “que se asegure que todos los vehículos de la Policía Local porten la documentación correspondiente en vigor, y que no dude que se trasladarán estas irregularidades a la Delegación Provincial de la DGT en Toledo para que tome las medidas que correspondan, tal y como se haría con cualquier ciudadano”.