Según ha informado CCOO en un comunicado, el primer bando fue suspendido de forma cautelar por “grave vulneración de un derecho Fundamental, como es la no discriminación por razón de sexo”, ya que la convocatoria realizada por el equipo de Gobierno del mencionado Ayuntamiento sólo admitía que optaran hombres a los puestos ofertados.

Siete días después, según el sindicato, tras conocer la demanda de suspensión cautelar formulada por CCOO por este y otros motivos, el alcalde, , emitió un nuevo bando abriendo la convocatoria a las mujeres, aunque mantuvo el resto de las condiciones previas, incluido el plazo de presentación de solicitudes y la exclusión de menores de 18 años, entre otras cláusulas ilegales.

En un auto fechado este miércoles, el magistrado asume la petición de suspensión cauteladísima de este segundo bando instada por CCOO “ya el juzgado contencioso-administrativo nº 1 de Toledo suspendió el bando originario al ser claramente discriminatorio ya que la oferta de empleo iba dirigida únicamente a hombres”.

Según el juzgado “el nuevo bando, aunque suprima la palabra ‘hombres’, mantiene el mismo plazo anterior para presentar solicitudes, sin excluir expresamente las ya presentadas, lo que es discriminatorio a todas luces, dado que lógicamente hasta la fecha de la rectificación únicamente habrán presentado solicitudes hombres, restringiendo a las mujeres el plazo de presentación de solicitudes, además de no justificar el no proceder a ofertar empleos a todas las personas en edad laboral”.

Por ello, el juez suspende también el nuevo bando y suspende también, “en consecuencia, el proceso de selección” de candidatos que el tribunal designado por ayuntamiento ya había realizado basándose en la convocatoria anulada.

CCOO valora la actuación judicial, tanto la inicial de la magistrada del juzgado de lo contencioso-administrativo número 1 de Toledo como la subsiguiente del magistrado del nº 2; “que vienen a rectificar un acto ilegal del equipo municipal de , encabezado por Juan Carlos Flores, de Ciudadanos”.