En una rueda de prensa, los alcaldes de Talavera, ; el alcalde de Cazalegas, , y el de Pepino, , ha presentado la propuesta que remitirán por escrito a las demás administraciones con un compromiso de financiación, pues se trata de una demanda histórica.

El edil de Talavera ha explicado que el desdoblamiento de la salida de Talavera hacia afecta a tres términos municipales (Talavera, Pepino y Cazalegas), pero también al ministerio de Fomento y Adif.

Ramos ha concretado que al Ayuntamiento de Talavera le corresponde un tramo de 1,100 kilómetros, al Ministerio de 1,200 kilómetros más el puente del Alberche y la parte final del puente de Adif que conecta con la N-V, mientras que de Cazalegas son 2,800 kilómetros. A Pepino solo le afecta el hecho de que transcurra por su término municipal pero no es titular de ningún tramo de la vía.

A este respecto, ha recordado que se han mantenido reuniones con los distintos delegados del Gobierno en Castilla-La Mancha e incluso en el propio ministerio de Fomento, pero ha asegurado que hasta el momento no ha habido respuesta a esta demanda.

Por ello, han acordado entre los tres ayuntamientos ofrecer al resto de administraciones dicha propuesta “con compromiso para reducción de plazos y facilitar en todo lo posible la adquisición de los terrenos necesarios en caso de que los hubiera”, ha afirmado Ramos.

PROPUESTA CON FINANCIACIÓN

Sobre la propuesta, Ramos ha precisado que el Ayuntamiento de Talavera asumiría íntegramente (proyecto y ejecución de la obra) el tramo de su término municipal, además el ministerio debería asumir tanto sus tramos de carretera como los puentes que le afectan, y en cuanto a los gastos en ayuntamientos más pequeños como Cazalegas y Pepino, proponen un gran acuerdo entre el ayuntamiento correspondiente, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Diputación provincial para establecer una financiación “que podría ser similar a la de los programas europeos”. Esto supondría el 20 por ciento por parte de Ayuntamiento y 80 por ciento entre Junta y Diputación.

Si bien, el alcalde de Talavera ha manifestado que es un proyecto que debe acometerse “de manera global”, por lo que el Ayuntamiento de Talavera no va a hacer un esfuerzo económico importante, estimado en unos 400.000 euros por kilómetro de desdoblamiento, si no hay compromiso por parte de las demás administraciones. “El Ayuntamiento no va a embarcarse en esta aventura si no tiene una continuidad el proyecto”, ha señalado.

Para Ramos, el proyecto tiene que ser “único y global”, que esté firmado por todas las administraciones y con el compromiso que se establezca de “asumir los plazos”. Si el resto de administraciones están dispuestas a la propuesta de los ayuntamientos de Talavera, Cazalegas y Pepino, con compromiso económico y de tramitación, se pueden poner a trabajar, según los cálculos de Ramos, “la semana que viene”.

“Esto no es un brindis al sol, estamos poniendo encima de la mesa soluciones y dinero para que se lleve a cabo”, ha dicho. Por su parte, el alcalde de Cazalegas, Francisco Blanco, ha pedido el compromiso de las demás administraciones para poder llevar a cabo este desdoblamiento. También ha destacado que por parte de su ayuntamiento, el esfuerzo “va a ser considerable, dado que es el tramo de mayor longitud”, a lo que ha añadido que las demás administraciones no se pueden poner “de perfil” en la solución a esta infraestructura.

“Es necesario que todas las administraciones puedan colaborar y buscar fórmulas de financiación, sobre todo, para los municipios más pequeños”, ha recalcado. Por último, el alcalde de Pepino, Inocencio Gil, ha mostrado su apoyo a esta propuesta porque “no se puede tardar lo mismo a la N-V que a Torrijos”. “Esto es un bien para Talavera y si lo es para Talavera, también lo es para la comarca”, ha concluido.