Rodríguez, a preguntas de los medios, ha dado a conocer el informe elaborado por un técnico de la Diputación provincial sobre la restauración de la cerámica de la Basílica, y que ha recibido el visto bueno de la Comisión del Plan Especial de la Villa de Talavera.

A este respecto, ha señalado que se están barajando varias alternativas para acometer esta restauración, una de las cuales, ha explicado, contempla restaurar todos los azulejos del panel cerámica, para adosarlos de nuevo con mortero a la pared del templo, tal y como ha estado siempre.

Otra de las posibilidades que se estudian es desmontar la azulejería para restaurar uno a uno, y ponerlos de nuevo de manera que entre la pared y las piezas quede “una cámara de aire que evite la acumulación de la humedad”. De hecho, ha precisado, que entre el 80 y el 90 por ciento de los azulejos tienen problemas de humedades.

En todo caso, el técnico deberá elaborar los presupuestos para ambas alternativas, que se acometerá en varias fases. Por otra parte, ha apuntado que también se ha hablado de la posibilidad de cerrar con rejas el pórtico de la Basílica para nadie “pueda dañar los azulejos”, aunque esta opción tiene menor peso puesto que, a su juicio, “eso no se lo podemos quitar a los talaveranos”.

Rodríguez ha insistido en que hay que “concienciar del valor del patrimonio histórico y cultural de la cerámica del Prado pues es algo de todos que hay que conservarlo, cuidarlo y mimarlo”.