Así lo ha asegurado la alcaldesa, que ha querido agradecer la participación de las asociaciones que han ocupado el lugar de los concejales de la Corporación en el pleno municipal para dar lectura a los artículos de la Convención Internacional de Naciones Unidas sobre Personas con Discapacidad.

Con el título de ‘SOS Soledad. Yo también cuento’, García Élez, junto a Rosa María Barriento, de la , que ha ejercido de secretaria, y , representante de la , ha señalado que la soledad no deseada es una de las lacras de la sociedad, pues las personas con discapacidad “se enfrentan en su día a día a situaciones de aislamiento social, de separación de la vida en comunidad, que provocan mayores dosis de soledad forzosa”.

Las causas de dicha soledad, según ha explicado la alcaldesa, son muchas y acumulativas por la falta de accesibilidad, la imposibilidad de ejercer sus derechos fundamentales, la inactividad obligada o la falta de apoyos para una autonomía efectiva.

MAYORÍA DE MUJERES EN SOLEDAD

Además, ha asegurado que las personas con discapacidad que mayor riesgo de exclusión son quienes más expuestas están a la soledad no deseada, tales como personas mayores, infancia, víctimas de violencia, personas con discapacidad intelectual o de desarrollo o con problemas de salud mental. Todo lo cual se multiplica cuando se trata de mujeres, pues, ha indicado, “la soledad no deseada tiene rostro preferentemente de mujer”.

Según estudios sociológicos disponibles, ha dicho la alcaldesa, más de un 20 por ciento de las personas con discapacidad viven solas y un 38 por ciento de estas personas viven en soledad no deseada. El 74 por ciento de las personas con discapacidad que viven solas son mujeres.

“La soledad no querida es un fenómeno en crecimiento con un alto coste humano, social y sanitario que ha de ser objeto transversal de acciones de las políticas públicas presentes y futuras”, ha manifestado.

También ha señalado que la inclusión y la vida en comunidad son las herramientas para “mitigar el aislamiento y la soledad no deseada de las personas con discapacidad”.

Por último, la alcaldesa ha abogado por la necesidad de convertir los artículos de la Convención en hechos y en soluciones para las personas discapacidad, “con la esperanza de que esa igualdad real llegue a Talavera”.